Una causa en contra de Alegre

El ex presidente xeneize, procesado
(0)
29 de agosto de 2001  

La Cámara en lo Penal Económico confirmó el procesamiento de Antonio Alegre, ex presidente de Boca, por el presunto delito de evasión impositiva en la transferencia de Gabriel Batistuta a Fiorentina, de Italia, en 1991.

La Sala A de la Cámara, con el voto de los jueces Edmundo Hendler y Nicanor Repetto, consideró a Alegre inmerso en una maniobra de ocultación del monto total abonado por la transferencia de un futbolista con el fin de evadir aportes previsionales.

El Régimen Penal Tributario establece penas de entre dos y seis años de prisión para los culpables del delito de evasión simple.

Si bien la resolución de la Cámara no menciona específicamente a Batistuta, fuentes judiciales confirmaron a la agencia DyN que la causa por la que Alegre quedó a un paso del juicio tiene que ver con la venta del actual delantero de Roma, cuando pasó de Boca al conjunto italiano.

Según la investigación judicial, en la que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) es la demandante, Boca no habría tributado los importes correspondientes.

El abogado de Alegre, Guillermo Balabán, se mostró extrañado ante la noticia y aseguró que la causa estaba prescripta. Esa circunstancia es la única vía legal que le queda a Alegre para evitar el juicio oral.

En la misma resolución fue sobreseído el ex vicepresidente de Boca Carlos Heller. Además, a Alegre, Heller y el ex presidente de Deportivo Español Francisco Ríos Seoane también los sobreseyeron por otras dos causas de venta de jugadores.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?