El torneo Clausura. Una combinación de confusión y nervios