Una clase de definición: la maravilla de Lionel Messi contra Arsenal