El futuro inmediato. Una difícil misión para River: rechazar ofertas