Una política de compras muy mala

Francisco Schiavo
(0)
27 de mayo de 2009  

Américo Gallego dio el primer sacudón en Independiente, pese a los amagos y a las frases punzantes con las que antes, derrota tras derrota, trató al plantel en lo que va del Clausura. Hizo lo que también pidieron los tres DT anteriores, Pedro Troglio, Claudio Borghi y Miguel Angel Santoro, que no encontraron eco entre los dirigentes y, al fin, redujo el grupo a 25 jugadores. Más allá de las conclusiones futbolísticas, Gallego dejó al descubierto la mala política de compras que eligió el presidente Julio Comparada.

En nombre de los apremios económicos, los Rojos contrataron cantidad -a un supuesto bajo costo- en vez de calidad. Se optó por jugadores utilitarios, como Mareque, Ledesma, Moreira, Centurión y el mismo Higuaín; se trajo a otro, Luna, en plena recuperación de una seria lesión de rodilla, con toda la incertidumbre a cuestas; se buscó, con obstinación, a Depetris, renombrado juvenil en River, una incógnita en la máxima categoría y sin lugar en un club de segunda línea de Italia.

El error queda a la vista. Es la explicación más certera de por qué tantos técnicos se fueron antes de tiempo. Y, además, costó caro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.