Una recepción de gloria, de Ezeiza a La Plata

Aunque el plantel arribó desde Abu Dhabi a la madrugada, la gente se volcó a la calle para darles la bienvenida a los jugadores que cayeron ante Barcelona
(0)
22 de diciembre de 2009  

Los hinchas de Estudiantes de La Plata dieron una cabal muestra de que el exitismo no siempre gana. Demostraron, aun en plena época de victoriosos devenidos en héroes y perdedores que son enviados a la hoguera, que el reconocimiento al esfuerzo también paga. Por eso, miles de simpatizantes, pasada la medianoche del domingo, se volcaron a la autopista Riccheri para recibir con todos los honores al plantel.

Los jugadores llegaron a Ezeiza después de perder en tiempo suplementario la final del Mundial de Clubes, en la que hicieron temblar al poderoso Barcelona en Abu Dhabi y finalmente cayeron por 2 a 1. Eso no hizo mella en el ánimo de su gente, que le dio una bienvenida a lo grande, pese a las limitaciones de un estricto control de seguridad.

Casi sobre la medianoche, el avión que trasladó desde la escala en San Pablo a Juan Sebastián Verón y compañía aterrizó en el aeropuerto Ministro Pistarini y los jugadores se subieron a dos unidades de la empresa FlechaBus para salir directamente desde la pista.

La Gendarmería y la policía bonaerense habían impedido el acceso desde el puente El Trébol (Riccheri y ruta 52) y sólo allí los hinchas tuvieron el primer contacto, a la distancia, con los futbolistas, limitándose a un saludo a través de las ventanillas.

A partir de ese momento, la mayoría de los miles de hinchas que habían ido en automóviles siguieron en caravana hasta La Plata. Llegando a la capital bonaerense, los simpatizantes aceleraron para no perderse la recepción, que fue multitudinaria y por primera vez se trabó la marcha de los ómnibus que transportaron a la delegación.

La caravana, poblada de banderas rojiblancas, no alcanzó la dimensión que tuvo el recibimiento de Estudiantes cuando salió campeón de la Copa Libertadores, tras vencer a Cruzeiro en Belo Horizonte, por dos motivos: la llegada de madrugada y las limitaciones por el dispositivo de seguridad. Eso colaboró para que los jugadores tardaran menos de la mitad del tiempo que habían demorado en el mismo trayecto (Ezeiza-La Plata) en aquella oportunidad.

Los futbolistas fueron liberados una vez que llegaron a destino para comenzar las acotadas vacaciones hasta el 4 de enero, cuando deberán presentarse en el country de City Bell para viajar a Cariló, que junto con Pinamar, fueron los lugares elegidos para la pretemporada.

Boselli remarcó que el planteo fue "casi perfecto"

"Desde el planteo hasta la realización, fue todo casi perfecto, estuvimos a dos minutos de la gloria Tengo amargura porque no conseguimos lo que fuimos a buscar, pero todos nos podemos mirar a la cara porque dejamos todo", dijo el goleador Mauro Boselli.

Con las ganas intactas

"Lo fundamental de este equipo es el hambre de gloria que hay y, si no se desarma el grupo, vamos a seguir peleando lo más arriba que se pueda." Con esta terminante frase, el arquero Damián Albil pintó el sentir del plantel y reconoció que aún lamenta el gol de Pedro sobre la hora, que forzó el suplementario.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.