Una tregua en Racing: Ricardo Centurión no será sancionado

Otra oportunidad para Centurión; el técnico Coudet quiere que el grupo se enfoque en el juego; paños fríos de Blanco y la dirigencia
Otra oportunidad para Centurión; el técnico Coudet quiere que el grupo se enfoque en el juego; paños fríos de Blanco y la dirigencia Fuente: FotoBAIRES
Pablo Lisotto
(0)
16 de agosto de 2018  

Después de la tormenta, la calma. Así transita Racing estas horas, luego de la tensión vivida el martes, que tuvo como protagonistas a Ricardo Centurión y al presidente de la institución, Víctor Blanco .

Antes de la práctica de ayer, el técnico Eduardo Coudet reunió en el centro del campo a su cuerpo técnico, a Centurión y el resto del plantel académico con un único fin: aclarar una situación que comenzó hace una semana, cuando el volante fue reemplazado durante el partido con River, por la Libertadores, y continuó con la ausencia del delantero entre los titulares el lunes, ante Atlético en Tucumán. Pero lo que detonó la crisis fue una publicación del jugador en su cuenta de Instagram y que luego borró ("Voy a demostrar que puedo ser titular pero el respeto ante todo a mis compañeros, esto recién empieza"), seguido de un ida y vuelta de declaraciones cruzadas entre Centurión y Blanco.

En aquella reunión, el único que habló fue Coudet. El Chacho arengó a su plantel para dejar atrás toda polémica y focalizarse en el objetivo, que en el corto plazo es ganarle a Vélez el domingo, por la Superliga, y luego eliminar a los de Núñez en el Monumental el 29 de agosto, para avanzar a los cuartos de final de la Copa.

El objetivo del entrenador es evitar que este incidente atente contra el buen clima que se había alcanzado en la pretemporada realizada en Orlando.

Por si quedaban dudas, algo quedó claro; que Centurión es una persona valorada por el grupo, tanto desde el plano personal como por su indiscutible habilidad dentro del campo de juego.

Desde la dirigencia encauzaron el GPS con el mismo rumbo. Lejos de las durísimas declaraciones de anteayer de Blanco sobre Centurión ("Cometió un error. Pasará a la parte de Legales y se le aplicará la sanción que corresponda. No hablé con él. Las adicciones son adicciones, hay que ser responsable: si tomás o te acostás tarde al otro día no rendís"). La presencia de Diego Milito y de Miguel Jiménez (vicepresidente primero) en la práctica sirvió para bajarle la temperatura a un clima que se estaba tornando irrespirable. Y la decisión está tomada: el futbolista no será sancionado.

En este contexto, lo único que quedó pendiente fue el encuentro entre el volante y el presidente, que ayer debió ausentarse por cuestiones personales.

Aunque falte ese capítulo para cerrar la historia, lo concreto es que Racing recuperó la paz y la intención es que se hable sólo de fútbol. No es poca cosa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.