Uruguay: cómo renovar a un equipo gastado

Las recetas de Tabárez, entre figuras al límite y juveniles que se proyectan
Nelson Fernández
(0)
25 de marzo de 2017  

Fuente: LA NACION

MONTEVIDEO.– Golpe duro y sabor amargo. la posición en la tabla amortigua el dolor de una derrota que estaba en las previsiones, pero que no era pensada con goleada y superación absoluta. los uruguayos siguen con bronca y frustración, y muchos con la compensación de que “hubiera sido otra cosa si jugaba Luis Suárez”.

La noche del jueves fue de desconcierto. con Neymar inspirado, el derrumbe fue de a poco y despierta algunas nuevas incógnitas. Los titulares de los diarios reflejaron la frustración de la goleada: “Frenazo” (“El País”), “Entreverados. Brasil paseó su clase por el centenario” (El observador); “4 a 1: un golpe que duele” (La República); “Uruguay goleado y sin invicto” (El Telégrafo).

Las opiniones se dividieron entre el malestar por el resultado y por la forma en que se perdió; también, el reconocimiento a un plantel y a un equipo técnico que ha llevado a la celeste a una posición privilegiada.

¿Pero llegar para qué? Ahora ya no juega tanto el sufrimiento por conseguir el pasaporte al Mundial, sino en pensar cómo se renueva un equipo que tiene figuras que van llegando a un tiempo límite. los juveniles vienen de una consagración sudamericana y abren esperanzas para el futuro, pero la selección mayor requiere empuje fresco ahora.

Claro que está la dupla goleadora de Luis Suárez y Edinson Cavani, figuras que brillan en el fútbol europeo y que son carta triunfadora para los charrúas. pero para que conviertan goles precisan un juego de equipo. Cavani hizo, como siempre, un desgaste en todo el campo; no se queda esperando que la pelota le llegue para concretar, pero no se puede estar en la misa y la procesión.

“Lo abultado de la derrota no marca lo que fue el partido”, dijo el capitán, Diego Godín, al analizar el resultado y el recorrido del partido. Pero eso pareció una visión poco autocrítica. al minuto de juego, Uruguay había sufrido el primer embate de Neymar, que cruzó la cancha y dio una asistencia para gol. No fue por poco.

El alivio llegó al minuto 8 por una jugada más de entrega y persistencia que de toque y pases; el penal bien rematado por Cavani había abierto esperanzas. pero el partido mostró que era la noche de un Brasil que no sólo tuvo a su máxima estrella, sino que colectivamente se mostró sólido y ofensivo.

“Brasil fue superior, hay que decir las cosas como son; tratamos de limitarlos, por momento lo hicimos, pero ellos merecieron ganar”, sostuvo Cavani. Pero los celestes buscaron

dar vuelta la página y tratar de generar confianza para el próximo desafío. “Seguramente haya muchas cosas para corregir; no se puede salir de la línea de lo que es esta selección y su identidad y ya empezamos a recuperar y prepararnos para el partido con perú”, agregó el delantero del PSG. Y ayer mismo, el maestro Oscar Tabárez comenzó a dibujar la estrategia para la próxima semana: “Quedamos preocupados porque esto duele, y aunque seamos profesionales, no estamos bien cuando no conseguimos lo que queremos”.

Pero el Maestro siempre busca mostrar que los tropiezos dejan enseñanzas: “He aprendido tanto en las derrotas que esta vez intentaremos hacer lo mismo, (porque) estas cosas dan una visión más profunda de dónde estamos. Esto sigue”.

El siguiente capítulo será el martes próximo, en Lima. “No hay que darle mucho espacio a la preocupación, y menos aún al drama”, añadió el DT.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.