Arruabarrena: "No debemos marearnos"