La Copa Libertadores. Vélez, con dudas