Unión y Vélez se repartieron las emociones