Vélez salvó un punto en el final

En Rosario empató 1 a 1 con Newell´s; Crosa anotó para los locales, pero en el final igualó Dueña, en contra
En Rosario empató 1 a 1 con Newell´s; Crosa anotó para los locales, pero en el final igualó Dueña, en contra
(0)
27 de agosto de 2001  

ROSARIO.- Una desafortunada acción de Gustavo Dueña en la última jugada del partido, en la que terminó batiendo a su propio arquero, Luciano Palos, le permitió a Vélez empatar 1 a 1 y dejar la balanza de la justicia equilibrada, tras 90 minutos de fútbol mal jugados entre Newell´s y el conjunto del barrio de Liniers.

Los visitantes lograron sumar así su primera unidad en el torneo Apertura, dar un respiro a su endeble presente y confirmar su paternidad sobre el equipo del Parque de la Independencia, ya que solamente ha perdido dos partidos en los últimos 14 años.

Sin dudas que del local se esperaba mucho más por la contundente victoria obtenida siete días atrás contra Banfield por 5 a 0, que impulsó a los simpatizantes leprosos a colmar el Coloso. Pero fue muy poco lo que se llevaron.

En el medio de la chatura general, nada había pasado hasta que Fernando Crosa conectó, de cabeza, un tiro libre de Maximiliano Rodríguez, para poner en ventaja a los locales, cuando sólo se disputaban 18 minutos del encuentro.

A partir de ese momento se afirmó Newell´s con el andar del propio Maxi Rodríguez, el manejo de Saldaña y la movilidad de Pavlovich. Pero claro que esto duró poco. Se afirmaron los volantes velezanos y todo volvió al terreno de la fricción y de las imperfecciones.

Sobre el final de la primera etapa llegó una jugada para la controversia. Una combinación entre Saldaña y Maximiliano Rodríguez terminó en un penal cometido por Ladino al juvenil, que sancionó el juez Gabriel Brazenas, pero luego cambió a instancias del juez asistente Pablo Brienza, por posición adelantada de Saldaña. Las imágenes televisivas mostraron luego que el off-side no existió y la infracción a Rodríguez tampoco. Esta acción, más un remate del mismo Maxi, que rozó el palo derecho de Gastón Sessa, fueron los últimos intentos serios de los dueños de casa.

El complemento fue casi exclusivo de Vélez. Pero no exhibió entre sus argumentos las ideas de un fútbol asociado. Sin un enganche definido, la intrascendencia de Hidalgo, sumado a que tanto Camps como Darío Husain tenían que bajar muchos metros para encontrarse con la pelota, lo alejó a Vélez del arco de los rosarinos. Tanto que únicamente inquietó con un tiro de Husain que desvió Palos, y un centro de Falcón que ni Camps ni Husain ni Nanni alcanzaron a empujar.

De todos modos, le alcanzó a los visitantes con adelantarse en el campo de juego para mantener a Newell´s refugiado cerca de su área y ser superior. Aunque sin peso ofensivo y lejos del área de Palos.

Cuando el partido se terminaba llegó el error de Dueña para sellar un empate a todas luces justo, en un partido con pocas jugadas de gol, con un desarrollo tedioso y que dejó sensaciones distintas en uno y otro.

Apuntes

  • Saludos para Fuentes: el ex defensor de Newell´s Fabricio Fuentes fue recibido con aplausos por los hinchas rojinegros e incluso saludó a todos sus ex compañeros. Tras el cotejo, explicó: "Fue difícil enfrentar al club donde pasé mis últimos 10 años, pero soy un profesional y ahora me debo a Vélez. Igual, le agradezco a toda la gente de Newell´s el recibimiento que me dio."
  • El Bingo, presente: la atención a la prensa en el Parque de la Independencia estuvo a cargo de 20 señoritas. Sorprendió que estuvieran uniformadas con camisas y polleras con el logo del Bingo Montparnasse (propiedad de Eduardo López, presidente de Newell´s), un local que se encuentra cerrado por disposición judicial. Una de ellas reconoció ser empleada de la sala de juegos.
  • El valor anímico de un punto

    El análisis de Compagnucci y los jugadores de Vélez

    ROSARIO.- La forma en que se dio el resultado final cambió el estado de ánimo en ambos vestuarios. En Vélez se quedaron con la satisfacción. Aunque reconocieron que aún no pueden estar conformes con el rendimiento futbolístico, rescataron el despegue anímico que puede encerrar este empate conseguido ante Newell´s.

    El director técnico Carlos Compagnucci apuntó: "Era importante no perder para mantenerse en el tren del campeonato. Creo que estamos levantando cabeza tras sacar dos buenos resultados, como fueron el empate en San Pablo y, ahora, éste en Rosario. Lo que pasa es que venimos en una racha poco positiva que quizá no nos permita definir antes los partidos".

    Sobre si una derrota hubiera determinado su alejamiento del cargo, Compagnucci puntualizó: "No, para nada. Yo sólo le dije a los dirigentes, tras la derrota con Independiente, que tenían mi renuncia a disposición. Me dijeron que siga y acá estoy, eso es cosa del pasado. Lo que pasa es que la gente busca sangre donde no hay", concluyó.

    Darío Hussain, la figura, también destacó el punto obtenido: "Nos sirve desde lo anímico. De todos modos, nos falta más regularidad. Tenemos momentos muy buenos y también muy malos durante el mismo partido", señaló.

  • Juan Manuel Llop, director técnico del conjunto local, no se anduvo con vueltas: "Creo que el resultado fue injusto de la manera en que se dio. Quizá debimos controlar y demorar un poco más el juego en esos últimos minutos. Pero ya está, ahora hay que seguir trabajando. De todos modos, esperaba que el partido fuera así. En el primer tiempo fuimos superiores y en el segundo nos costó hilvanar jugadas de ataque", analizó el Chocho.
  • MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.