Vélez y Banfield buscan avanzar

Con ventaja de 2-0, el equipo de Liniers visitará a Cruzeiro; el Taladro recibirá a Fluminense y deberá remontar una diferencia de 3-1
Con ventaja de 2-0, el equipo de Liniers visitará a Cruzeiro; el Taladro recibirá a Fluminense y deberá remontar una diferencia de 3-1
(0)
28 de septiembre de 2005  

Con distintas necesidades, Vélez y Banfield enfrentarán hoy a Cruzeiro y Fluminense, respectivamente, en los encuentros de vuelta por los octavos de final de la Copa Sudamericana, con la aspiración de pasar a la siguiente etapa.

El equipo de Liniers, que conduce Miguel Angel Russo, tiene el panorama menos complicado, ya que con una ventaja de 2-0 en el match de ida enfrentará a Cruzeiro, en Belo Horizonte. Vélez hasta perdiendo por dos goles y marcando un tanto -que se valoriza doble- estará en los cuartos de final. El encuentro comenzará a las 19.

La actualidad de ambos equipos exhibe notorias diferencias en los torneos locales en los que participan. Mientras el conjunto mineiro viene esbozando una tibia recuperación en el Brasileirao, tras cortar una racha de siete cotejos sin victorias, y está duodécimo entre 22 equipos, a 11 unidades del líder Internacional, de Porto Alegre, Vélez está segundo junto a Banfield con 16 puntos, a uno del líder del Apertura, Boca.

El rendimiento de Cruzeiro, con una formación alternativa, en el duelo en la Argentina dejó mucho que desear. A Vélez le alcanzó con el gran momento de su delantero Lucas Castromán, autor de los dos goles, para lograr una diferencia que aún pudo ser mayor.

Vélez tiene las bajas del defensor Maximiliano Pellegrino y el volante Emanuel Centurión, que se recuperan de sus lesiones. La única variante con respecto al equipo que venció 1-0 a Newell´s por la 8a fecha del torneo argentino será el ingreso de Fabián Cubero como marcador lateral derecho en lugar de Santiago Ladino.

El historial favorece ampliamente a Vélez en competencias sudamericanas frente a Cruzeiro (1-1 y 2-0 en la fase de grupos de la Copa Libertadores de 1994; 1-0 y 2-0 en la final de la Supercopa de 1996, y 2-0 en el match de ida por la Copa Sudamericana).

En el Sur, Banfield intentará seguir haciendo historia en su primer año de participación en torneos sudamericanos. Se enfrentará en su cancha, a partir de las 21.45, a Fluminense, de Brasil.

La empresa no será nada sencilla, porque en el partido de ida, jugado en Río de Janeiro, el equipo carioca se impuso por 3 a 1. De esta manera Banfield tiene que remontar dos goles, pero si gana 2-0, le alcanzará para clasificarse, porque en tal supuesto pasará a pesar el gol que consiguió en condición de visitante.

El equipo que conduce Carlos Leeb viene de obtener un empate como visitante 1-1 frente a Arsenal, en el frente local.

Tendrá dos bajas importantes y una reaparición. El delantero Darío Cvitanich, con un desgarro en el isquiotibial derecho, y el volante Jesús Dátolo, con una distensión en la misma zona, quedaron descartados. La buena noticia es el regreso del goleador Josemir Lujambio, recuperado de una lesión.

En Fluminense no jugará el defensor Leandro, expulsado en el encuentro de ida.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.