Verón: a juicio por el escándalo de los pasaportes falsos

El volante de Lazio se convirtió ayer en el primer futbolista en ser procesado en Italia, por falsificación de documentos; también Sergio Cragnotti, titular del club, y Gustavo Mascardi, representante del jugador, están comprometidos
(0)
8 de mayo de 2001  

ROMA.- Juan Sebastián Verón se convirtió ayer en el primer futbolista en ser procesado en Italia por el sonado escándalo de los pasaportes falsos. La determinación fue adoptada por el juez Claudio Tortora , perteneciente al Tribunal de esta ciudad, como respuesta a un pedido que realizó el fiscal Silverio Piro y bajo la acusación de falsedad ideológica y material en la obtención de la ciudadanía italiana. Tortora fijó el 11 de octubre como fecha de iniciación del juicio penal, el cual estará a cargo del juez Bruno Costantini.

Además del volante, hay otro ocho implicados tan comprometidos como Verón. Ellos son el presidente de Lazio, Sergio Cragnotti ; los dirigentes del club romano Nello Governato y Felice Pulici ; los intermediarios Gustavo Mascardi y Francisco Hidalgo ; también María Elena Tedaldi e Ilario Camaiani, quienes son empleados del estudio jurídico argentino Alvarez y Asociados, que tramitó la naturalización de Verón, y Gianfranco Orsomarso , empleado de la municipalidad de Fagnano Castello (Cosenza), en la región de Calabria, que extendió tres certificados de nacimiento del inmigrante Giuseppe Antonio Porcella, el presunto tatarabuelo de Verón. Todos serán enjuiciados por falsificación de documentos y otros delitos relacionados con la obtención de un pasaporte ilegal.

Con estos papeles Verón se naturalizó italiano y permitió que Lazio -que actualmente, a cinco jornadas del final, persigue al puntero Roma cinco puntos detrás- alinease otro no comunitario en su campaña de la temporada 2000/2001, en la que el equipo romano se coronó campeón de la Liga y de la Copa de Italia. Temeroso de sanciones deportivas como la quita de puntos, en medio de la presente Liga, Lazio resolvió inscribir nuevamente a Verón como extranjero, pero desde el último fin de semana esto ya no es un problema en el calcio, tras la abolición del cupo de extracomunitarios que decretó la Justicia el viernes pasado.

La decisión del magistrado se conoció tras una hora y veinte minutos de evaluación de las pruebas presentadas por el fiscal Piro, quien pidió el 13 de octubre último el envío a juicio de todos los imputados.

Como Tortora rechazó ayer una presentación de los abogados defensores, quienes intentaron anular el proceso por considerar que el tribunal romano no tenía competencia territorial -argumentando que los delitos imputados, de haberse cometido, corresponderían a la región de Cosenza-, la respuesta y el malestar de Marcello Petrelli , abogado de Verón, no se hizo esperar: "Estoy absolutamente convencido de que Verón no tiene nada que ver en todos estos hechos constatados por la fiscalía. Nadie sacó beneficios del doble pasaporte concedido al jugador. Estoy seguro de que en otra sede judicial habríamos obtenido la justicia que hoy no hemos logrado", atacó Petrelli.

Verón, que no celebró los dos goles que anotó el domingo último en la victoria por 2 a 0 ante Bari, siempre se consideró inocente y dijo saber que tenía antepasados italianos, que realmente existen, pero de parte materna. Incluso, hace un tiempo, el propio Verón negó que tuviese un pasaporte italiano y en cambio sí aceptó que sólo contaba con un simple certificado de ciudadanía. Incómodo y enfrentado con Cragnotti, esta espinosa situación también podría interferir en una posible transferencia -ayer Mascardi volvió a desmentir el ofrecimiento de Real Madrid- de Verón.

El presidente de Lazio había dicho que su club fue "engañado" por otras personas y declaró también que no tenía nada que ver con la adquisición de la ciudadanía italiana de Verón porque esos trámites se habían iniciado cuando el jugador estaba en Parma. "Es inútil esconder nuestra desilusión porque algunos de los imputados esperaban una salida distinta de esta situación y no fue así", explicó ayer Franco Coppi, uno de los abogados defensores de Cragnotti. Y otro de ellos, Ugo Longo, amplió: "El juez resolvió enviar a proceso a todos porque es tan compleja la situación que sólo puede ser resuelta en un juicio. Lazio enfrentará el proceso con serenidad", expresó. Es difícil imaginar que por estas horas reine la calma en Lazio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.