Verón, el capitán incombustible

(0)
19 de diciembre de 2009  

El momento de su carrera. La final lo encontró en momento de plena vigencia y madurez. "Me siento como si tuviera 20 años", dijo en una conferencia de prensa. Y así parece demostrarlo en los entrenamientos y en la concentración. Con 34 años, sabe que no puede desaprovechar la gran oportunidad.

Ascendencia y liderazgo. Es el capitán y una referencia obligada de consulta para los jugadores, el cuerpo técnico y hasta los dirigentes. Está pendiente de cada detalle y habla permanentemente con los más chicos.

Identificación plena. Es el corazón de Estudiantes. Volvió al club en 2006, cuando desechó ofertas de Europa y hasta de los más poderosos de la Argentina. Desde entonces se consagró campeón en el Apertura de ese año y de la Copa Libertadores 2009; también fue subcampeón de la Copa Sudamericana 2008.

Pausa y pegada. Es el eje futbolístico de Estudiantes; a veces empieza más retrasado junto a Rodrigo Braña, y, en ocasiones pasa la línea de Enzo Pérez y Leandro Benítez, los volantes de los costados; la pelota siempre le llega en los momentos más calientes. No tiene una posición fija y sorprende con tiros desde lejos.

Por la historia más grande. Al igual que su padre, Juan Ramón, busca consagrarse en el torneo de clubes más importante del mundo. Después de 41 años, quiere poner a Estudiantes en el punto más alto y, sobre todo, que el nombre de Pincha aparezca en todo el mundo desde el hito de 1968, frente a Manchester United.

Dixit

"Nunca nos imaginamos este momento hace pocos años. Es un orgullo muy grande haber llegado. No somos favoritos, pero buscamos la gloria."

"Es imposible analizar y buscarle puntos flojos a un equipo como Barcelona. Simplemente hay que jugar y ver cómo se dan las cosas."

"La gente de Estudiantes sabe que puede confiar en este equipo. Por eso nos acompañaron hasta acá. Pueden sentirse tranquilos"

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.