Verón le pidió más sacrificio a sus compañeros