Villarreal, feliz por un presente a todo gol

El volante de Boca ya marcó cuatro tantos de los ocho que prometió: “La rotación es importante”, dijo
(0)
23 de abril de 2004  

Muchos se preguntan: ¿cuál es el equipo titular de Boca? La respuesta parece sencilla, aunque no lo es tanto. Sucede que con la rotación que utiliza el entrenador Carlos Bianchi entre la Copa Toyota Libertadores y el torneo Clausura cuesta encontrar a once futbolistas inamovibles.

Javier Villarreal, justamente, aparece un pasito atrás del mediocampo preferido del DT: Donnet, Cascini, Vargas y Cagna, pero cada vez que le toca ingresar rinde, se destaca y hasta hace goles. No importa si es el volante con características más defensivas del equipo. "Yo me tengo fe y voy al ataque. Mal no me va. Frente a Bolívar hice el tercer gol consecutivo, ya llevo cuatro y había prometido hacer ocho en el año. Estoy en la mitad del camino", comentó Villarreal, que había dicho eso porque en 2003 había marcado cuatro goles.

El mediocampista cordobés anotó en las victorias ante Racing (4-1), Chacarita (2-0) y Chicago (2-0) por el certamen local y anteanoche convirtió el segundo de la goleada por 3-0 ante Bolívar, en la Bombonera, con la que Boca se aseguró el primer puesto del Grupo 8 y la clasificación para jugar frente a Sporting Cristal por los octavos de final de la Copa Toyota Libertadores.

Sobre su presente y el del equipo, Villarreal sostuvo: "Estoy muy contento porque estamos bien en la Copa y en el Clausura. Paso por un momento bárbaro de mi carrera y estoy agradecido a Dios y a Bianchi, que confía siempre en mis condiciones".

La polémica está instalada en cuanto a si un futbolista puede jugar miércoles-domingo-miércoles. Villarreal tiene una posición tomada: "La rotación de jugadores es muy importante. En una determinada semana podés jugar tres partidos, pero no siempre. Después sí o sí llega un momento en que das ventajas físicamente. Boca cambia los nombres y el sistema no se resiente. Ojalá que lleguemos todos bien al final de los dos torneos. El deseo de todos es ganar los dos campeonatos".

Si Villarreal no arregla su situación contractual antes del 30 de junio próximo, quedará con el pase en su poder, pero las negociaciones están avanzadas: "Estamos muy cerca de arreglar mi continuidad con los dirigentes. Yo me quiero quedar en Boca y seguir peleando todo lo que juguemos. Estoy feliz de estar en uno de los clubes más importantes del mundo".

  • Con la mente en Estudiantes

    Pasado mañana, en La Plata, frente a Estudiantes, por la 11a fecha del Clausura, Boca formaría así: Abbondanzieri; Jerez, Schiavi, Crosa o Perea y Calvo; Villarreal, Cascini, Vargas y Neri Cardozo; Iarley y Cangele. Guillermo Barros Schelotto y Tevez irían al banco de suplentes.
  • Bianchi se enojó con Agremiados

    Futbolistas Argentinos Agremiados les negó a Boca y a River la posibilidad de adelantar sus partidos de la 13era fecha para el sábado 1° de mayo. Muy molesto, Carlos Bianchi, DT xeneize, los criticó: "El Día del Trabajador es como el día de la Madre, el Día del Padre, que en realidad se festejan todo el año. Es importante, pero es incomprensible que no se pueda jugar. Los colectiveros van a trabajar ese día, los tacheros también... Nosotros vamos a entrenarnos ese día. Pero no... jugar parece que no se puede".

    ¿El motivo del enojo? Es que Boca debe enfrentarse el domingo 2 de mayo con Independiente, en Avellaneda, y dos días después frente a Sporting Cristal, en Perú por los octavos de final de la Copa Toyota Libertadores.

  • Anoche, al cierre de esta edición, en la reunión de comisión directiva, los dirigentes de Boca informaron sobre el interés de un club alemán por el pase del defensor Nicolás Burdisso, pretendido también por Real Madrid y Roma.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.