Violencia sin fin: un nuevo enfrentamiento de la barra de Newell´s