Volveré: Bianchi sabe que su historia en Boca tendrá otro capítulo

El DT se despedirá mañana, ante Independiente; se identificó con la "familia boquense", no piensa en dirigir a River y elogió a Pellegrini
Christian Leblebidjian
(0)
15 de diciembre de 2001  

-Carlos, ¿se ve en el futuro dirigiendo a River?

-Me extraña la pregunta, ¡gente inteligente...!

Sonrió, puso primera en su Peugeot 406 gris plata y dejó atrás el estacionamiento de la Bombonera en medio de una ovación de los hinchas para irse a almorzar con los jugadores, que le organizaron una despedida. Carlos Bianchi había dejado indicios de su sentimiento con la que él denomina la "familia boquense".

Mañana, ante Independiente, en la Bombonera, dirigirá su último partido, aunque luego seguirá entrenando al equipo hasta el sábado próximo. Igualmente, cree que esto no es un adiós, sino un "hasta luego", y que el destino le tiene reservado otro capítulo en la historia de Boca.

-¿Qué siente hoy?

-La vida tiene muchas casualidades: estuve tres años y medio de técnico en Reims, tres años y medio en Vélez y lo mismo en Boca. Eso, nada más. No quiero ser demagogo.

-Pero si le toca una selección quizá llegue a los cuatro años...

-No, no. No hay ninguna selección que yo pueda dirigir.

-¿Ahora o más adelante?

-No hay ninguna selección que yo pueda dirigir.

-¿Qué tipo de despedida se imagina para el domingo?

-Bueno, por el afecto que me están demostrando los hinchas de Boca, no sólo ahora, sino el que me demostraron siempre, y con las banderas que pusieron en estos días seguro que va a haber gente que vendrá a participar de la fiesta. Pero nosotros no tenemos que estar concentrados en la ida de Bianchi, sino en que Boca gane para terminar tercero en el Apertura. Boca nunca terminó abajo del tercer puesto con nosotros.

-¿Qué fue lo mejor y lo peor que le pasó en estos tres años y medio?

-Lo mejor que me pasó fue venir a Boca para formar parte de la familia boquense. Después sí vienen los títulos obtenidos, las copas... Y no hubo nada peor, fue todo demasiado lindo lo que viví en este tiempo. No pensaba que iba a ser tan lindo cuando llegué.

-¿Qué será de su futuro?

-¿Futuro? No lo puedo saber porque esto -por su alejamiento de Boca- es como una lesión: uno sabe el día en que se lastima, pero no sabe el día en que se va a curar... (silencio largo). Yo sé que a partir del 1° de enero voy a tener bastante tiempo libre.

-¿Si los dirigentes le pidieran la opinión para su reemplazante?

-No, no me puedo meter en cosas que no me corresponden.

-¿Qué opinión tiene de Manuel Pellegrini?

-No lo conozco profesionalmente, sólo a través de los diarios. Sí digo que hizo un año muy, pero muy interesante. Salió campeón en el Clausura, está entre los mejores de este torneo, está en la final de la Mercosur... Redondeó un año bastante competitivo y de muy buen nivel.

-Dicen que tiene un estilo parecido al suyo.

-Creo que tiene una buena manera de manejarse y da la impresión de ser una persona muy ubicada.

-¿El nuevo DT cargará con la mochila del ciclo anterior?

-No, el hincha de Boca tiene que apoyar al cuerpo técnico que llegue. Además, tomará un plantel que está acostumbrado a ganar cosas y que mantiene la misma ambición de hace tres años y medio; un grupo de jugadores con un profesionalismo de primer nivel que hará que se le faciliten las cosas.

-¿Le gustaría que el técnico que asuma lo llame?

-Cuando yo viene a Boca no llamé a nadie. Cada entrenador debe formar su propia opinión del grupo.

-¿Le quedó algo por cumplir en Boca? ¿Alguna cuenta pendiente?

-Nosotros vivimos mucho tiempo de cosas lindas y las ganas de uno es siempre repetir momentos. Uno hubiera querido quedarse para luchar por el tricampeonato de América, pero las cosas se dieron así... (tomó fuerza y siguió). Pero digo que esto no es un adiós para mí; es un hasta luego...

-Entonces, ¿va a volver a Boca?

-No depende de mí, nada más... En este juego son muchos los que juegan con el futuro de las personas. Repito, para mí no es un adiós, es un hasta la próxima.

-¿Sintió lo mismo en las etapas de Stade Reims y Vélez?

-No, en esos momentos fue diferente. En Reims yo buscaba otras cosas; en Vélez, que fue donde yo nací, estuve tres veces y las tres veces me fui bien. Por eso dije que únicamente volvería en caso de que el equipo corriera peligro de irse al descenso y eso no va a pasar. Con Boca me pasa algo diferente...

El último de Córdoba

"Arreglé con los dirigentes jugar mi último partido ante Independiente. La oferta está a la altura de las pretensiones de Boca. Me voy feliz, pero triste a la vez porque acá dejo muchos amigos", dijo Oscar Córdoba, que seguirá su carrera en Arsenal o Tottenham, ambos de Inglaterra.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.