Y un día, en la Corte se habló de fútbol