Ya no quedan entradas para la final de vuelta de la Copa Libertadores y se habla de una recaudación de 30 millones de pesos