Fabián Gómez, de Chaco a Escocia: la fórmula para amigarse con el viento y la lluvia en el British Open