Golf: todos lejos de los primeros puestos