Masters de Augusta: Dustin Johnson, el gran candidato, se bajó del torneo por la caída en una escalera

La decepción de Dustin Johnson
La decepción de Dustin Johnson Fuente: AFP
El día previo al certamen, el N° 1 del mundo sufrió un accidente en la casa que alquila y no resistió los dolores en la espalda; venía de ganar los últimos tres torneos
Gustavo González
(0)
6 de abril de 2017  • 16:44

AUGUSTA, Georgia.- Dustin Johnson llegó al Augusta Golf Club con la intención de jugar el Masters, pero en el fondo sabía que era muy difícil, que el golpe en la espalda al caerse de una escalera en la casa que alquiló cerca del campo sagrado de este deporte en os Estados Unidos había sido durísimo y que si no fuera por el torneo del que se trataba, el anuncio de su retiro.habría ocurrido antes.

Los calmantes cumplieron a medias, la noche no fue como un deportista de alta copetencia necesita para llegar en forma y finalmente, el hecho determinante: su entrada en calor fue un ir y venir, para y arrancar, en una muestra clara de que no había mucho por hacer.

“Estuve haciendo todo lo que pude en el intento de jugar. Simplemente no siento que tenga alguna oportunidad”, dijo ante los medios que lo rodearon después de que se dirigió al tee del hoyo 1, para finalmente no dar el primer golpe. Los 90 minutos de kinesiología en Augusta National tampoco alcanzaron.

“Quiero jugar más que cualquier otra cosa, pero apenas puedo hacer el swing; es una lástima”, añadió. Si casi nunca es expresivo, no había lugar para gestos de pesar que apoyaran sus palabras al dar la noticia temida por la multitud que asiste al Masters.

Un público que le sumó a la tarde desapacible, con más nubes que sol y un viento al que ni siquiera las frondosas copas de los árboles contenían (no había refugio para la intensidad del avance y los ímpetus de Eolo), la ausencia del número uno. Alguno habrá pensado por qué no paró ante la decena de interesados, carteles en mano, en comprar una entrada que se cruzaron en diez cuadras a la redonda.

Pero había otros héroes batallando con la cancha tan temida, con los greens indescifrables, que defienden los hoyos hasta desviando una pelota que a 10 centímetros parecía tener el inevitable destino de entrar. El leaderboard fue una constante presa de los cambios y si uno le sacaba la vista por diez minutos podía encontrarse con que un jugador que iba -5 estaba -1.

En ese tramo, Ángel Cabrera tuvo un sólido comienzo en la ida, con birdie en el 2, pero luego vinieron tres bogeys, en los hoyos 5, 6 y 8. Emiliano Grillo, en tanto, hizo bogeys en los hoyos 1, 2 y 3, en un arranque en el que no encontraba el camino en el green, y le agregó un cuarto, en el 7. Augusta no les daba la mejor bienvenida al cordobés y al chaqueño.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.