Tiger y el Pato, contra los fantasmas