González y Godoy devolvieron la impronta nacional

El correntino y el bonaerense lideran con -10 tras dos vueltas
Gastón Saiz
(0)
30 de noviembre de 2013  

A los responsables del PGA Tour les gustan los birdies. Buenos scores que ofrezcan espectáculo al público. Grandes vueltas de golf; más sonrisas que frustraciones. El 26° Personal Classic viene respetando esta filosofía, al punto que el corte clasificatorio quedó fijado en -3. Se corrió tan hacia arriba el límite que varios candidatos se fueron rápido a su casa. Entre ellos el campeón defensor, Ariel Cañete, y el líder de la Orden de Mérito del PGA Tour Latinoamérica, el mexicano José de Jesús Rodríguez, ambos con 142 (-2). También, otro que era serio aspirante a calzarse el tradicional saco: Miguel Carballo (144, par).

Más allá de que la cancha de La Reserva Cardales se presentó menos benevolente que el jueves –sobre todo porque hubo un poco más de viento–, la fiesta de birdies y águilas continuó. Y para satisfacción de los espectadores locales, en la punta quedaron dos representantes pintados de celeste y blanco: Ricardo González (64 ayer) y Maximiliano Godoy (68), ambos con 134 (-10).

Cada uno a su manera, los dos tienen deudas consigo. González nunca pudo atrapar este torneo (anteriormente denominado Torneo de Maestros) ni tampoco el Abierto, pese a su vasta experiencia y sus 15 temporadas en el Tour Europeo. Por su lado, Godoy no volvió a ser el mismo que se impuso en el Abierto de 2011 y que lo catapultó a otra dimensión como jugador.

Lo bueno es que, en los últimos tiempos, ambos se reencontraron con sensaciones que les permiten ver las cosas desde otro lugar. Ricardo González, que viene de lograr el Abierto del Litoral en el Rosario Golf Club, se refirió a esta suerte de resurrección golfística: "A partir de septiembre empecé a tener una confianza increíble y hoy se está comprobando. Fue producto del descanso de seis semanas que tuve en aquel momento con mi familia, antes de que terminara segundo en Escocia. Allí salvé la tarjeta del Tour Europeo y a partir de entonces jugué mucho más liberado".

El correntino de 44 años regó la cancha con 9 birdies y apenas un bogey para conseguir la mejor vuelta del día. Pero por sobre todo, volvió a transmitir ese aplomo ganador que lo llevó a consagrarse cuatro veces en el Viejo Continente.

Maxi Godoy, en tanto, no jugó tan sólido como el primer día, aunque recorre el campo con aires de dominador, sabiendo que es capaz de mantener a raya a este trazado debutante en el PGA Tour Latinoamérica. Si hubiesen entrado esos putts que quedaron en la boca de los hoyos 7 y 8, el bonaerense –también ex caddie como González– habría quedado arriba en soledad, con dos golpes de ventaja. "Si esas pelotas daban media vuelta más, entraban", contó Maxi.

Siempre hay historias detrás del leaderboard. Una de ellas la encarna Dudley Hart (-9 total), de 45 años y que ganó dos torneos del PGA Tour en 1996 y 2000: "Estoy regresando de una cirugía en la espalda y mis tiros muestran todavía algo de herrumbre. Quería ver cómo me respondían mi espalda y mi juego. Todavía estoy bajo una exención médica del PGA Tour y, si todo va bien, competiré en enero próximo en California".

Un poco más abajo, con -8 total, Fabián Gómez y Rafael Echenique husmean una posibilidad grande de llevarse el título. Mientras tanto, arde el panorama de la Orden de Mérito: Jorge Fernández Valdés (4° en el listado) sigue en carrera, al igual que Julián Etulain, a un puesto de ingresar entre los primeros cinco.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.