Gonzalo Camacho: "Fue muy emotivo haber estado ahí adentro; ésta es una victoria personal"

Recuperado de cuatro operaciones, el wing de Leicester volvió a jugar con los Pumas tras dos años y mostró un altísimo nivel
Recuperado de cuatro operaciones, el wing de Leicester volvió a jugar con los Pumas tras dos años y mostró un altísimo nivel
Alejo Miranda
(0)
27 de julio de 2015  

MENDOZA.- Por algo Daniel Hourcade le dio una chance sin haber pisado una cancha en dos años. Por algo Leicester Tigers le ofreció dos años consecutivos la renovación del contrato sin haberse puesto la camiseta un minuto. No alcanza verlo tacklear al gigante Israel Folau, 20 centímetros más alto y 20 kilos más pesado que él, y dejarlo patas para arriba para entender su importancia. Tampoco alcanza con verlo aparecer como un rayo para quebrar la defensa australiana en dos oportunidades. Ni siquiera escucharlo hablar de la emoción que sintió al volver a ponerse la camiseta de los Pumas. ¿Se mantendrá saludable antes de llegar al Mundial? Haber pasado la prueba de fuego invita a creer que es posible. ¿Le alcanzarán tres partidos más para adquirir el ritmo de juego necesario para jugar en el máximo nivel? El sábado dio muestras de que va por ese camino.

¿Cuánto podrá darle al equipo? Aquí no alcanza con lo que muestra en la cancha. El valor que tuvo el regreso de Gonzalo Camacho es inconmensurable, porque su aporte excede lo que ocurre dentro del terreno de juego de la misma forma que su corazón no entra en su 1,74m y 83kg.

Entre los pocos aspectos positivos que dejó la derrota ante Australia, el regreso de Camacho es uno de los más salientes. La gente lo eligió como el Man of the match ante los Wallabies. Después de dos años sin jugar al rugby en absoluto, el wing surgido de Biei volvió a vestir la camiseta de los Pumas. Lo hizo en gran forma, cortándose tres veces, recorriendo 65 metros y metiendo dos tackles contundentes y, más importante, saliendo ileso tras 55 minutos de acción.

"Esta es una victoria personal", confesó. "Estoy contento. Fue algo muy emotivo haber estado ahí adentro. Haber salido sin ningún problema de la cancha. Haber entrado? le agardezco a los entrenadores que me dieron la confianza, y al equipo que me ayudó a estar ahí con todas las pilas enfocado en el partido. Porque hay muchos nervios y cuando es tan emocional el tema."

Todo comenzó el 7 de septiembre de 2013 en Hamilton, cuando al golpear con el piso tras un tackle sufrió la luxación del hombro derecho. Luego, el calvario de tres operaciones en el hombro y una en la espalda por una hernia sufrida en la semana previa a su supuesto regreso. Pero nunca dejó de soñar.

-Después de una recuperación tan larga, ¿tuviste muchas dudas?

-Yo pensaba en el día a día. No me imaginaba lo que podía llegar a pasar o no. Pasaron dos años. Si me daban la oportunidad bien, pero tampoco la tenía merecida porque hace dos años que no jugaba. Uno es tan bueno como su último partido, y mi último partido fue en septiembre de 2013. ¿Quién se acuerda de septiembre de 2013? Estoy contento de que el staff haya confiado en mí para volver a jugar.

-¿Cómo te sentiste físicamente?

-Hace mucho que no juego y el cuerpo te pide un poco de ritmo, que lo lleves de a poco. Pero la verdad que muy bien. Me pusieron sólo 55 minutos, pero estoy muy contento de haber salido bien físicamente, sin ningún problema mayor. Obviamente que me duele todo el cuerpo, pero es un dolor muy lindo. Tardé mucho tiempo en volver a sentir ese dolor, y se siente muy bien.

-Sos un jugador muy frontal, que depende mucho de lo anímico ¿Te costó manejar la ansiedad?

-La ansiedad por momentos me jugaba en contra, por momentos me emocionaba mucho. Antes del partido, cuando caminábamos todos juntos hacia el ómnibus, fue un momento muy personal, donde veía que se venía finalmente el partido y ya no quedaba otra que ir para adelante, y la verdad es que me hizo muy bien tanto los chicos como mi familia, mi mujer? el manager del equipo [el Cheto Santamarina] me vio al borde del lagrimón, me agarró la mano y me dijo: "tranquilo, no te la juegues antes, no gastes energías, sé que es duro, sé que va a ser emotivo".

-Fue tu primera vez bajo las órdenes de Hourcade. ¿Cómo te sentiste con el sistema de juego?

-Yo con Daniel había hablado mucho ya desde la gira de noviembre último y los chicos mismos me decían del esquema de juego, de lo que planteaban, adónde querían llegar. Así que fue algo muy lindo. Es un juego más vivo. Hay que estar un poco más alertas. A los wings les favorece, pero es más cansador. Y los forwards también.

-¿Esto te pone en carrera para jugar el Mundial?

-Estoy contento de lo que me tocó vivir. Estoy contento de que me hayan dado la oportunidad después de tanto tiempo. Es una cosa que evaluaran ellos y verán hasta dónde puedo ir. Por mi lado trato de focalizarme de la realidad, que es el ahora. La próxima semana intentaré recuperar mi físico para estar elegible para el partido con Sudáfrica. Siempre hay algo de soñar, pero hoy lo que me hace bien es enfocarme en el día a día, y la verdad no tengo ninguna frustración. Tengo algo muy lindo por delante y lo estoy disfrutando paso a paso, que es lo que hay.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.