En el clásico chileno. Graves incidentes