Suscriptor digital

Hacer 62 parece fácil

Forsyth, el líder, y Harrington igualaron el récord; Berendt quedó a siete golpes.
(0)
25 de marzo de 2000  

RIO DE JANEIRO.- En la primera visita del Tour Europeo a América del Sur, el calor y los birdies continúan dominando el Abierto de los 500 años. La alta temperatura sigue siendo el centro de los comentarios y las excusas de los jugadores, pero los golpes bajo el par se acumulan con rapidez entre los punteros y eso parece desmentir la verdadera influencia del clima. Y para demostrarlo están los nombres que encabezan el certamen: entre los diez primeros jugadores de la clasificación, ocho son europeos, supuestamente los más perjudicados. Tras la segunda jornada en el Itanhangá Golf Club la punta quedó en manos del escocés Alastair Forsyth, que con sus diez birdies igualó el flamante récord del campo que había marcado Peter Lonard, el jueves (62), y suma 127 golpes, 17 bajo el par.

Pero la brillante tarjeta de Forsyth no fue la única del día, porque el irlandés Padraig Harrington marcó el mismo score por la mañana, y quedó como único escolta con 129 (-15).

A siete golpes del líder aparece Jorge Berendt (67), el mejor de la legión argentina. El formoseño arrancó con todo por el hoyo 10, y en el 16 ya había conseguido 5 birdies (10, 11, 13, 14 y 15). "Empecé pegando muy bien y emboqué con facilidad, pero en el final sentí el cansancio y cometí algunos errores", comentó Berendt. Ese cansancio en el regreso, con dos bogeys en el 4 y el 6, compensado con birdies en el 3 y 5.

José Cóceres jugó por la mañana y sólo pudo conseguir 70 golpes (136). "No estuve bien con el putt; perdí muchas oportunidades", confesó.

Eduardo Romero (70, 138) y Angel Cabrera (71, 139) quedaron muy lejos atrapados por su irregularidad. El Gato aún cree: "Todavía falta mucho", pero su coterráneo no es tan optimista: "Los punteros tienen demasiados golpes de ventaja".

El corte clasificatorio, establecido en 143 golpes (-1), les entregó alegrías a unos y decepción a otros. En su debut en el Tour, Daniel Vancsik y Walter Miranda compartieron la satisfacción de poder jugar las dos vueltas finales (terminaron con -4); Gustavo Rojas pasó con lo justo (72, 143). Y afuera quedaron Rodolfo González (144), Rafael Gómez (146), Raúl Pérez (147) y Ricardo González (151).

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?