El GP de Luxemburgo de Fórmula 1. Hakkinen fue convincente y quedó muy cerca del título