Suscriptor digital

Hakkinen ganó el primer duelo frente a Schumacher

Los ensayos resultaron muy emotivos; el campeón fue el más rápido en un apasionante duelo con la Ferrari. Gastón Mazzacane, con el Minardi, quedó 16º; hoy, a las 13, se hará la clasificación; PSN televisará en directo.
Roberto Berasategui
(0)
25 de marzo de 2000  

SAN PABLO.- Poco importó que Mika Hakkinen (McLaren) haya logrado el mejor tiempo en los entrenamientos. El público siguió con suma atención un duelo extraordinario entre el bicampeón mundial y Michael Schumacher (Ferrari), con quien intercambió el mejor puesto en más de cinco ocasiones. Pero la atención se la llevó Rubens Barrichello, que marcó un hecho histórico en Interlagos, al ser el primer brasileño en conducir una Ferrari en su propia tierra.

"¿Si estoy presionado? Para nada. Disfruto todo esto porque es el momento siempre soñado por mí. Luché toda mi vida para llegar a este momento, y acá estoy", había comentado Rubinho en los días anteriores. Y como para confirmar ese estado de ánimo, el piloto paulista, en su primer giro con la máquina roja, se dedicó a levantar la mano izquierda y saludar a todos sus seguidores.

Los entrenamientos se vivieron como una clasificación. A medida que transcurrían las vueltas, los tiempos se mejoraban, sobre una pista reasfaltada, pero aún con ciertos saltos que complican el andar de las máquinas.

Hakkinen estableció 1m15s896, a un promedio de 204,390 km/h, y dejó a Schumacher a 479 milésimas. Y como si se definiera algo en estas pruebas, ambos pilotos salieron cuando los entrenamientos ya finalizaban. Fue tal la ansiedad del finlandés que hasta se despistó en la primera curva, tras bloquear los neumáticos.

Más allá de la lucha por los primeros lugares, el argentino Gastón Mazzacane se ubicó 16º en las pruebas generales. Con un tiempo de 1m18s280/1000, quedó a 48 milésimas de su compañero, Marc Gené.

En la punta, Hakkinen fue el mejor, pero no pierde de vista la real importancia de las pruebas: "Los entrenamientos fueron divertidos, pero sólo mañana (por hoy), en la clasificación, se verá el verdadero potencial de nuestros autos y el de los rivales".

Según Norbert Haug, responsable de los motores Mercedes-Benz, Hakkinen y Coulthard utilizaron sólo un juego de cubiertas cada uno. Llamativo.

"Estoy contento con lo hecho en las pruebas. Las tomé con expectación, porque los equipos están muy competitivos y los tiempos son muy cercanos, por lo que hay muchos cambios. Fue realmente excitante. Estoy muy confiado para la clasificación", comentó Michael Schumacher.

Tras los entrenamientos, Ferrari colocó una doble valla de protección frente a su box, ya que muchos aficionados se ubicaron allí a la espera de Barrichello. Con mucha simpatía, Rubinho salió y dedicó media hora de su tiempo para firmar autógrafos y para tomarse, él mismo, fotografías con las cámaras de los fanáticos.

"Estoy conforme porque efectuamos varios cambios en el auto. Lo importante es conocer las posibilidades para la clasificación. En cuanto a mi despiste en la S de Senna, el auto se me fue porque apoyé el pie en el freno", indicó el piloto brasileño.

La sorpresa de la jornada la dieron los autos del equipo Arrows. El español Pedro de la Rosa finalizó en el quinto lugar, detrás de los McLaren y de las Ferrari, y su compañero, el holandés Jos Verstappen, fue séptimo.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?