Suscriptor digital

Hamed salvó el invicto

Ganó por KO, pero pasó sobresaltos
(0)
21 de agosto de 2000  

LEDYARD, Estados Unidos (AFP) - El Príncipe Naseem Hamed mantuvo su invicto y la corona de los plumas de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), al ganarle por KO en el cuarto asalto al norteamericano Augie Sánchez -tal como se informó en la segunda edición de La Nación de ayer- en un combate realizado en esta ciudad, del Estado de Connecticut.

El boxeador británico, nacido en Yemen, mejoró su foja a 35-0 con 31 triunfos por nocaut; el retador Sánchez, que dejó el ring en una camilla, tiene ahora una marca de 26-2, luego de una racha de 10 victorias seguidas.

Hamed, de 26 años, realizó con éxito la decimoquinta defensa de la corona y extendió a cinco años su reinado entre los plumas. El desenlace sobrevino cuando Hamed descargó una andanada de golpes a la cabeza del retador.

Primero fue con una izquierda que lo hizo trastabillar, combinada con otro golpe de derecha; y una nueva izquierda, todo ello con un uppercut de derecha, que derribó a Sánchez. Enseguida, el árbitro Michael Ortega no perdió tiempo e hizo señas desesperadas al equipo médico.

Sánchez permaneció de espaldas, inconsciente, mientras desde su esquina, subido sobre las cuerdas, Hamed celebraba eufórico la victoria. El norteamericano dejó el ring en una camilla, con una minerva inmovilizándole el cuello y una máscara de oxígeno; anoche, ya se había recuperado.

Pese a lo corto de la pelea, ésta fue una de las más difíciles en la carrera de Hamed y en la que más mal parado salió, pues abandonó el escenario del combate con un ojo hinchado y sangre en su nariz.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?