"Hay que ganar sí o sí"

Ortega dijo que, si pierden un punto más, quedan afuera
(0)
27 de octubre de 2000  

Ariel Ortega volverá a jugar esta noche frente a Unión de Santa Fe después de la suspensión por un fecha que recibió por la expulsión en el superclásico con Boca. Está confiado en lo que pueda hacer River hasta el final del Apertura, aunque sabe que las posibilidades de quedarse con el título bajaron notablemente tras los últimos partidos.

"Tenemos que jugar concentrados y ganar sí o sí los ocho partidos que nos quedan. No tomo estos encuentros como finales, pero son partidos decisivos, que debemos encarar con total seriedad para que otro error no nos cueste el campeonato", afirmó Ortega.

Antes del partido con Argentinos Juniors, el jujeño había señalado que, si le ganaban al equipo de La Paternal, River se convertiría en el campeón del certamen. Sin embargo, empataron 2 a 2.

-¿Significa que ya no podrán quedarse con el título?

-"La realidad marca que Boca es el puntero del certamen y que dependemos de que pierda puntos para alcanzarlo. De lo que sí somos conscientes es de que si perdemos un punto más en lo que resta del campeonato nos quedamos fuera de la lucha por el título", contestó Ortega.

También se refirió a su expulsión -con Boca- y a la de Pablo Aimar -contra Argentinos-, en los dos últimos compromisos de River por el Apertura. "Tanto Aimar como yo somos seres humanos, que nos equivocamos en un momento de calentura. Lo que sucede es que, a veces, uno reacciona mal por recibir tantos golpes de los rivales", resumió. Y agregó: "Me moveré por todo el frente de ataque y deberé tomar una marca cuando River pierda la pelota. Lo importante es que Gallego nos da libertad a los delanteros para jugar". Y no hubo más.

Gallego, accesible. El técnico de River cambió su postura dura de los últimos días y ayer por la mañana habló amablemente con los periodistas. Limó algunas asperezas y dio su versión de lo que pasó con Pablo Aimar, que jugó ante Universidad de Chile por la Mercosur, con el equipo ya clasificado. Todo indicaba que había sido un castigo por la expulsión del último domingo, pero el DT lo desmintió.

"Si lo puse a Aimar fue porque él me pidió jugar, e inmediatamente después le dimos licencia para que se recuperara, porque además Pablo hace cuatro años que no realiza una pretemporada", comentó Gallego.

También adelantó que Eduardo Berizzo (se recupera de una subluxación en la rótula de la rodilla derecha) estará en condiciones para jugar contra Gimnasia y Esgrima La Plata, el 5 del mes próximo por la 13a fecha del torneo Apertura.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.