Héctor Cacho Merlos: "La gente hinchaba por el más débil; estaba con nosotros"

(0)
25 de noviembre de 2013  

—¿Cómo fue dándose el logro?

—Fui convocado ese año al equipo por Daniel González, con el que había jugado en Europa. En esa época se jugaba más por amistad, por estar cómodo. Uno se identificaba con la camiseta y no existían los cambios que existen hoy; ahora todos buscan el equipo perfecto. Tampoco existía la presión que existe hoy, cuando cada equipo tiene su auspiciante y, aunque no lo parezca, está rindiendo examen permanentemente. Nosotros jugábamos con mucha libertad.

—¿Cómo viviste eso personalmente?

—En aquella época concurría mucha gente al polo. Yo tenía el recuerdo de chico de las finales de Venado Tuerto y El Trébol. Y pensaba: "¡Cuánto me da el polo, qué oportunidad! ¿Qué hice para tener este privilegio? ¿Por qué llegué hasta acá?". En total marqué nueve temporadas a Juancarlitos [Harriott]. En un momento él era el único de 10 goles, pero consideraban que jugaba 14.

—¿Cómo eran los duelos con Suárez?

—La gente, después de ver ganar cuatro o cinco años a Suárez, hinchaba por el más débil; estaba con nosotros. Suárez jugaba tan bien que hacía jugar bien al rival. Y nosotros contra otros equipos no jugábamos tan bien, pero contra Suárez había otro incentivo. No obstante, éramos de respetarnos. Tras la final de Hurlingham siempre había asado en las caballerizas con ellos, y después de la de Palermo salíamos a comer. Nunca nos quedábamos con cara triste. A todo el mundo le gusta ganar, pero lo importante era jugar bien y no tener roces con un contrario.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.