Hindú, el campeón de todo, y Newman, que quiere conocer la gloria, definen el Nacional de Clubes

Hindú y Newman
Hindú y Newman Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Gonzalo Capozzolo
Agustín Monguillot
(0)
29 de junio de 2018  • 21:03

No se siente. A diferencia de en otras producciones, está ausente el clima de final en la cancha 1 de Hindú Club. Belisario Agulla, el anfitrión, y Miguel Urtubey, de Newman, se desenvuelven con soltura frente a la cámara. Charlan y se chicanean con la confianza de los que se conocen desde hace varios años del rugby enfrentándose, jugando juntos en el seleccionado de Buenos Aires, compartiendo un tercer tiempo. "¡Reíte un poco!", le pide Belisario. Disfrutan sus últimas horas de tranquilidad antes de pasar a un estado de máxima tensión, el de cuando ambos definan al campeón del Nacional de Clubes, a partir de las 17.20 de hoy en el estadio José Amalfitani.

Será un nuevo duelo entre clubes que protagonizaron finales en el pasado reciente, con diferentes suertes. Tricampeón vigente, Hindú es el más ganador de los últimos tiempos del rugby argentino e irá por su estrella Nº 19, mientras que Newman fue la sorpresa del torneo y sueña con ganar, de una vez por todas, el primer título de su historia.

–¿Es raro jugar en Vélez? No hay una definición de clubes en un estadio desde la de Ferro en 2007...

Agulla: –Claramente no es el escenario. Le saca importancia porque vamos a donde juega Jaguares. Ya está, no hay que entrar en esa discusión, porque no va a llevar a nada. Ojalá sea un lindo espectáculo y hagamos el mejor partido posible.

Urtubey: –En esto coincido con Belisario: queríamos jugar en un club de rugby, pero es una decisión tomada. Va a ser raro y el marco va a ser distinto, pero una vez que empieza el partido es lo mismo.

–¿Qué tiene de especial la final?

Urtubey: –Las finales siempre son especiales. Somos un club chico que está creciendo y esto revoluciona a todos, pero hay que estar tranquilos. No imaginábamos estar donde estamos, pero llegó una oportunidad y sabemos que el camino es laburar y confiar en lo que hacemos.

–Se vio como una sorpresa que Newman llegara a la final…

Urtubey: –Coincido. Nos costó pasar el grupo, y los cuartos y las semis fueron durísimos, pero el equipo sabe a qué juega. Sobre todo los conductores; el resto acompaña. Esa fue la clave contra SIC y Pucará, cuando íbamos perdiendo pero nunca nos salimos del plan de juego.

Agulla: –No me parece una sorpresa. Newman desde hace rato viene siendo un equipo muy duro, que llega a instancias finales. Es completo, tiene un juego parecido al nuestro y no me extraña que esté en la final. Va a ser una batalla.

En la última década, Hindú fue el obstáculo entre Newman y su primera corona. En 2008, los de Don Torcuato se consagraron tricampeones del Top 14 de la URBA con un 22 a 10 en el CASI. Pero si un partido marcó a fuego, ese fue la definición del Nacional de 2015, cuando un drop de Joaquín Díaz Bonilla en la última jugada le quitó la copa de las manos al equipo de Benavídez en su propia casa. Ese trofeo abrió esta serie de tres del Elefante en el máximo torneo de clubes del país.

Para Agulla no pesa el antecedente: "Encarar una final pensando en la anterior no va a beneficiarnos". Newman está ante la chance de hacer abdicar al rey. "No lo vivo como una revancha", responde Urtubey.

–De los titulares de este sábado, siete rugbiers de Newman jugaron ese partido decisivo. ¿Sienten tener la experiencia suficiente para doblegar a un experto en finales, Hindú?

Urtubey: –Más experiencia que Hindú nadie tiene. Sabe jugar este tipo de partidos y es el favorito, pero nosotros venimos juntos desde hace un tiempo y jugamos instancias finales. Siendo esta nuestra tercera, se la encara de una manera distinta. Nos sentimos más maduros.

–¿Cómo conserva Hindú el hambre?

Agulla: –No tengo una respuesta. Tratamos de dar vuelta la página, tanto cuando ganamos como cuando no. No últimamente, pero a Hindú le tocó perder muchas finales. Sabemos que año tras año hay que construir porque hay jugadores nuevos y se debe formar un grupo. Esa ambición, que después nos da resultados, se da naturalmente.

–¿Cuáles serán las claves de la final?

Urtubey: –Los contactos. Creo que si logramos prevalecer y que Hindú no ponga adelante la pelota, vamos a tener buenas chances.

Agulla: –Lo imagino durísimo. Dependerá de los ocho de adelante y de la conducción del 9 y el 10. El que domine esa área va a llevarse el partido.

–¿Qué implicaría este título?

Agulla: –Sería un orgullo. La gente olvida que nosotros estuvimos en segunda y no teníamos títulos. No olvidamos de dónde venimos y eso es fundamental para que se nos den los resultados. Una final es una nueva oportunidad hacer algo importante para el club.

Urtubey: –Es lo más lindo que podría pasarle a un jugador del club. Es un sueño que tenemos desde que somos chiquitos y nos ponemos por primera vez esta camiseta. Cuando empezó el año no nos pusimos como objetivo salir campeones, sino poner al club lo más alto posible. No en cuanto a resultado, sino que crezca. Si viene el título, mejor.

Entre el expuma y el try sin ropa

Después de tres temporadas en Newcastle Falcons, Belisario Agulla sintió que había cumplido un ciclo y este año tomó la decisión de regresar para disfrutar el "mejor lugar del mundo". Se reencontró con su hermano mayor y expuma Horacio. Con el Rengo (hoy estará en el banco) ganó el Top 14 de 2007 por Hindú y vistió la camiseta argentina, aunque no jugaron juntos. También se enfrentaron en Europa. "Me tocó marcarlo muchas veces. Estuvo muy parejo", cuenta el back de 30 años.

Por otra parte, en Internet, varios sitios destacan un try de Miguel Urtubey no por su calidad, sino porque terminó apoyando... desnudo. Lejos de estar avergonzado, el tercera línea de 27 años quiere repetirlo: "Con tal de hacer un try en la final, ¡olvídate!". ¿Quién fue el rival? Hindú. ¿Cómo salieron? Ganó Newman. Si se reitera el resultado, más de un bordó querrá volver a ver esa imagen del expumita. Por incómoda que sea.

Las formaciones

Hindú: Francisco Mateu; Federico Graglia, Belisario Agulla, Hernán Senillosa y Martín Cancelliere; Santiago Fernández y Felipe Ezcurra; Lautaro Bavaro, Gonzalo Delguy y Augusto Bavaro; Carlos Repetto y Nicolás Guisasola; Mariano Viano, Agustín Capurro e Isaías Quiroga.

Suplentes: Horacio Agulla, Joaquín De la Vega, Lucas Camacho, Tomás Resnick, Luca Iachetti, Nicolás Leiva, Juan Ignacio Martínez Sosa y Augusto Faraone.

Entrenadores: L. Ostiglia, F. Fernández Miranda y J. I. Gauthier.

Newman: Juan Daireaux; Germán Mignone, Tomás Keena, Felipe Freyre y Agustín Gosio; Gonzalo Gutiérrez Taboada y Félix Branca; Miguel Urtubey, Benjamín Bonasso y Marco Mazzuchelli; Tomás Ureta y Jerónimo Ureta; Luciano Borio, Marcelo Brandi y Alberto Porolli.

Suplentes: Francisco Montoya, Florencio Llerena, Felipe Louzao, Alejandro Urtubey, Thibaud Flament, Mariano Urtubey, Rodrigo Pueyrredón y Manuel Lozano.

Entrenadores: A. Cordone, M. Torres, S. Piccaluga y J. Urtubey.

Hora: 17.20.

Estadio: José Amalfitani.

Árbitro: Federico Anselmi.

TV: ESPN 3.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.