Hingis y Capriati, otra vez en la final

Ambas definieron el título de 2001, que quedó en manos de la estadounidense; el sábado próximo, Martina Hingis tendrá la revancha
(0)
24 de enero de 2002  • 10:43

Se repite la final femenina de 2001 en el Abierto de Australia.

La suiza Martina Hingis avanzó a su sexta final consecutiva en el Abierto de Australia, luego de vencer a la estadounidense Monica Seles en tres sets.

Su oponente será Jennifer Capriati, la defensora del título, que eliminó a la preferida del público, la belga Kim Clijsters, también en tres sets.

Seles impuso su tenis en el primer set, con un duro juego de base. Pero empezó a mostrarse imprecisa. Tanto que en las estadísticas del match completo se percibe una gran diferencia: 40 contra 12 de la ganadora.

La estadounidense comenzó quebrando rápidamente a Hingis y se llevó el primer set por 6-4. Seles sorprendió a Hingis con su potencia y agresividad. Pero la suiza reaccionó, y sin bien aprovechó en sólo una ocación los siete break points que tuvo, ganó la segunda manga por 6-1.

A partir de allí, Hingis pareció no tener problemas, ayudada por la seguidilla de yerros de Seles, que aunque dio pelea, no pudo evitar perder el set, por 6-4, y el partido.

Hingis está jugando su segundo torneo desde que fue operada en octubre. Ya ganó en Sydney, y ahora demuestra que regresó de la mejor forma.

Quiere volver a obtener el trofeo de Melbourne Park, que ganó en tres oportunidades.

En la otra semifinal se cumplió lo predicho por Clijsters: quien menos errores no forzados cometiera iba a ser la ganadora. Capriati cometió 37, la belga 46.

La número uno del mundo ganó por 7-5, 3-6 y 6-1, después de una hora y 37 minutos de juego.

La joven belga, de 18 años, se recuperó de un flojo comienzo (1-4) e hizo esforzar a Capriati, que recién se llevó el primer set tras mantener su saque.

Clijsters había encontrado el ritmo y comenzó a mover a Capriati con su juego de fondo, que se vio superada por la novia del australiano Lleyton Hewitt -quien estaba en la platea alentando-. La belga selló el 6-3 en el segundo set con una exquisita volea.

Capriati se vio sorprendida, incluso en el comienzo del tercero. Pero gracias a sus potentes golpes y su saque seguro -incluido uno de 176 km/h sobre el match point- se recuperó y terminó apabullando a su rival por 6-1.

Perdió Dulko

En el torneo de juveniles, la argentina Gisella Dulko fue superada por la eslovaca Kristina Czafikova por 5-7, 6-4 y 6-4, en una hora y 52 minutos de partido.

Fuente: Ausopen.org

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?