Hong Kong se vistió de negro

El título fue para los neozelandeses
(0)
27 de marzo de 2000  

Después de tres años de hegemonía fiyiana, Nueva Zelanda se reencontró con el título en el Seven de Hong Kong, el torneo más tradicional del rugby reducido, al vencer con autoridad a Fiyi por 31-5.

En su camino a la coronación, los campeones habían vencido, en las semifinales, a Australia por 26-0, y en los cuartos de final, a la Argentina por 29-0. En el encuentro decisivo, Nueva Zelanda tuvo que sobreponerse ante dos situaciones adversas. Primero, el try que le marcó, a los 12 segundos, Fero Lasagavivau. Luego, la lesión sufrida por Tony Monaghan, golpeado arteramente por Viliame Satala, en el momento en que el polifuncional Monaghan apoyaba el segundo try de los hombres de negro.

En lugar del noqueado Nº 1 ingresó Craig De Goldi, autor de dos tries en la final hasta que otro golpe malintencionado de Satala también lo sacó del campo. Claro que en esta oportunidad, al menos, el referí sancionó al iracundo fiyiano con un sin bin (expulsión por dos minutos).

Esa baja de Fiyi fue aprovechada por los neozelandeses para consolidar la victoria con otro try de Justin Wilson, una de las figuras junto con el experimentado Eric Rush (35 años).

Una de las características de los campeones fue su actitud defensiva, reflejada en el hecho de que sólo sufrieron dos tries en los seis partidos disputados. En ese sentido, la Argentina -en su derrota por los cuartos de final- prácticamente no pasó la mitad de la cancha por la excelente presión de su adversario.

Otros resultados. Semifinal: Fiyi 52 v. Inglaterra 7. Cuartos de final: Fiyi 50 v. Samoa 0, Inglaterra 14 v. Sudáfrica 12 y Australia 31 v. Canadá 5.

Final de la Copa de Plata: Francia 19 v. Croacia 14.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?