Hurlingham tiene problemas con su final

LaDolfina v. Ellerstina iría mañana; luego, la definición no tiene fecha
(0)
27 de octubre de 2000  

El 107º Abierto del Hurlingham Club tiene su definición incierta. La semifinal de ayer entre La Dolfina (Orígenes) y Ellerstina (Telefónica) fue suspendida por lluvia y en un principio se jugaría mañana. El mayor inconveniente es saber en qué fecha se hará la final.

Cuando la lluvia obligó a postergar la definición del Abierto de Tortugas (Chapaleufú II v. El Paraíso), los dirigentes de los certámenes previos a Palermo y de la Asociación Argentina de Jugadores de Polo coincidieron en la necesidad de terminar un torneo antes de que empiece el siguiente, por más que esto implique retrasar el comienzo de algún Abierto. Sin embargo, ya en esa fecha la Asociación Argentina de Polo (AAP) había manifestado la imposibilidad de modificar sus fechas en Palermo.

La idea de Hurlingham es solicitarle a la AAP que le ceda el 4 de noviembre para jugar su final, justo el día que debería comenzar el 107º Argentino Abierto; la propuesta sería que Palermo arranque el domingo 5 del mes próximo y que continúe el martes 7.

¿Qué piensan en la AAP? En un principio, las fechas del Argentino serían inmodificables. Para sustentar este teoría, se argumenta: 1) la importancia internacional del torneo; 2) ya hay abonos vendidos con las fechas marcadas para compradores de más de 10.000 kilómetros de distancia, y 3) que los grandes campeonatos de otros deportes no varían sus fechas de juego si el torneo anterior sufre postergaciones.

Una alternativa que se manejó como trascendido es sortear el ganador de la semifinal, para que el match decisivo se realice el domingo.

De no existir acuerdo, Hurlingham pondrá el miércoles próximo como fecha para su final.

Azzaro, en Ellerstina. El norteamericano Mike Azzaro, con 10 goles, será el suplente de Ellerstina en el Abierto de Palermo.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.