Iguales en el fragor: Ciudad empató 2 a 2 con Lomas A, el único puntero

Ambos equipos ratificaron que serán los animadores del certamen; el CASI triunfó y quedó segundo, con un partido menos
(0)
4 de mayo de 2003  

Bastó con observar sus ganas, sus búsquedas y sus mañas para ratificar que ayer se midieron los dos equipos que, casi con seguridad, serán los animadores de aquí hasta el final del torneo Metropolitano femenino de hockey sobre césped.

De Ciudad de Buenos Aires y Lomas A se habla. Con estilos diferenciados, igualaron 2 a 2 y le dieron una interesante expectativa al certamen. Así las cosas, Lomas A se mantiene como puntero -con un partido más- e ingresó pleno en la pelea el CASI, que quedó como único escolta. Ciudad, con dos encuentros menos, figura a tiro de la vanguardia.

Fue un partido áspero, intrincado, generoso en la lucha y en el juego, lleno de alternativas. Se fueron contentas las chicas de Ciudad, más jóvenes en el promedio de edad y más inexperimentadas también.

En los vestuarios, ellas cayeron en la cuenta de que habían conseguido un empate frente al equipo casi predestinado a ser campeón, justamente porque no sufrió la fuga de Leonas de principios de año. A las de Lomas, en cambio, no les convenció del todo el resultado.

Dejando de lado candidaturas ajenas , Ciudad se atrevió a jugar con sus aislados pero incisivos ataques y pegó primero, con un remate cruzado de Carla Rebecchi. Sólo iban cuatro minutos. Y Lomas A, el de la ofensiva constante, se enfureció con la desventaja: soltó a sus volantes y delanteras y, en forma caótica, presionó hasta llegar al gol.

Ciudad no soportó semejante presión, se apichonó y cayó en el error. Fue cuando Alejandra Gulla interceptó un mal pase de Marisa Carroli y se fue solita para el arco rival. Una muestra de que Ciudad, con sus juventud, todavía zozobra en los momentos díficiles.

El equipo de Carlos Geneyro tomó aire en el entretiempo y volvió a ponerse en ventaja, con un gol de corner corto de Serna. Lomas emparejó a los 12 minutos, a través de Rafetti. De allí hasta el final pudo haber sido de los dos, pero el reparto de puntos fue justo. Ambos conjuntos pueden llegar bien lejos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.