El torneo Apertura. Independiente atacó siempre, pero su impotencia pudo más