Torneo Apertura. Independiente: un premio a la ambición