Inseparables y fabricadas para ser dominantes

Serena y Venus jugarán hoy en el Baltc; dijeron que nunca hubo celos entre ellas
(0)
30 de noviembre de 2013  

Desde que irrumpieron en el circuito, Venus (33 años) y Serena (32) Williams se movieron en una suerte de círculo cerrado. De personalidad fuerte, siempre se las vio unidas y algunas rivales hasta las acusaron de pedantes. Su padre, Richard, las preparó para que dominaran el circuito y llegó a decir, vanidoso: "Sólo Serena puede evitar que Venus sea la número 1. Ellas, por calidad, pueden jugar con hombres". Exagerado o no, Richard potenció a dos jugadoras que atiborraron sus vitrinas de trofeos y que todavía seguirán sumando celebraciones. Ambas ocuparon la cima del ranking. Y, como hace sólo unos días llegaron a la Argentina dos número 1, como Rafael Nadal y Novak Djokovic, hoy las Williams también brindarán una exhibición. Será a las 18, en el court central del Buenos Aires Lawn Tennis Club, con la Copa Ciudad de Buenos Aires en juego y seguido de un recital de Los Auténticos Decadentes. El vínculo con las estadounidenses lo entabló Guillermo Marín, líder de la empresa Imagen Deportiva, con el apoyo de la firma Hope Funds.

"Recuerdo que Venus siempre fue una inspiración para mí; yo aprendía cosas cuando ella ganaba y también cuando perdía. Una de las cosas que más admiro de Venus es lo positiva que es y que a pesar de todo lo que sufrió, cuando entra en una cancha siempre trata de jugar mejor. Es muy inteligente", señaló Serena. ¿A qué momento se refiere la número 1? No hace mucho tiempo que Venus logró superar el síndrome de Sjögren, una enfermedad autoinmune que la hacía presa de la fatiga. "Me siento bendecida por poder seguir haciendo lo que me gusta después de tantos problemas", añadió la mayor.

Dicen que nunca sintieron celos una de otra, al menos a nivel deportivo. "Yo admiro su fortaleza, es muy fuerte mentalmente, siempre la he admirado. La compañía de mi hermana siempre fue importante en mi carrera, es una gran hermana. Pero sobre todo le envidio el pelo (sonríe). Tiene muy lindos zapatos también, pero no se los he robado todavía", acotó, divertida, Venus, actualmente ubicada en el puesto 47°. Y su hermana le devolvió: "Venus es muy glamorosa, pero es realmente inteligente. Es el cerebro de nosotras dos. Cuando jugamos dobles es ella la líder, porque cuando yo tomé ese lugar, perdimos. Cuando ella dice sí, es sí, y cuando dice no, es no. Tiene una personalidad fuerte".

No hace falta entrar en las odiosas comparaciones de épocas, pero sí se puede sentenciar que ambas forman parte del tenis grande. Especialmente Serena, claro. Hoy se lucirán en la Catedral de Palermo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.