Las semifinales de la Copa Italia. Inter y una igualdad que ayuda poco