Italia ´90: el alemán Brehme reconoció que no fue penal

Dieciséis años después, el autor del único gol de aquella polémica final señaló que no fue falta de Sensini
(0)
15 de junio de 2006  • 14:11

El ex defensor Andreas Brehme admitió que el penal que le permitió a Alemania ganar por 1 a 0 a la Argentina en la final del Mundial de Italia 90 no fue falta de Néstor Sensini contra Jurgen Klinsmann.

En una entrevista que publica hoy el diario español El País, Brehme aseguró que "no fue penal" y reconoció que Sensini tuvo "una entrada correcta" sobre Voeller.

Lo peor fue la espera de seis o siete minutos antes de que pudiera tirarlo

Con relación a la falta marcada por el árbitro mexicano Edgardo Codesal, el ex jugador, de 45 años, aseguró: "No. Hubo un penal antes a Klaus Augenthaler, pero el que yo marqué no había sido", contestó.

Ese penal, concedido en medio de fuertes protestas de los argentinos, encabezadas por Diego Maradona, terminó dando a Alemania, hace 16 años, su última Copa Mundial.

Nervios. Brehme explicó que antes de lanzar la pena máxima, "lo peor fue la espera de seis o siete minutos antes de que pudiera tirarlo. Los argentinos estuvieron discutiendo ese tiempo con el árbitro y sacaron el balón del campo", lo cual lo puso nervioso.

"Pero cuando me metí en el área me concentré en el disparo", dijo el defensor alemán que explicó además que disparó con la derecha, porque "los penales los lanzaba siempre con la derecha. Nunca con la izquierda".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.