Japón espera Tokio 2020 sin los problemas de Río, pero en alerta por las denuncias de sobornos y los desastres naturales