Jaque mate al ajedrez

Por Carlos Losauro Jefe de La Nación Deportiva
(0)
29 de octubre de 2000  

Qué fácil es ser dirigente en el deporte argentino! Por lo pronto, hay que saber muy bien a quién echarle encima la responsabilidad; siempre en el otro; nunca asumiéndola; además, no hay que olvidarse, a la hora de la victoria del deportista -claro está- de subirse al podio; después de todo es razonable: el dirigente -casi siempre circunstancial- merece un reconocimiento y todos aquellos que piensen lo contrario -como yo-, están equivocados; nadie debe imaginarse, siquiera, que sólo asumen la función para la foto; para alzar una copa o desfilar con las delegaciones...

// // //

Ahora que todos sabemos las obligaciones esenciales de un buen dirigente, recordemos el último gran papelón del deporte argentino; reciente, de hace apenas unas horas, con el equipo nacional de ajedrez -de hombres y mujeres-, que tenía prevista su participación en las Olimpíadas de Turquía.

El equipo designado originalmente -por méritos deportivos- integrado por Pablo Ricardi, Hugo Spangenberg, Pablo Zarnicki y Rubén Felgaer estaba dispuesto a emprender el viaje a Estambul el jueves último; y a su llegada, unirse a Daniel Cámpora y Maxim Sorokin, que viven en España y en Rusia, respectivamente.

De pronto, 48 horas antes de subirse al avión, los cuatro muchachos argentinos se enteraron de que no estaban los pasajes ni el apoyo económico para la travesía; ellos, los jugadores, dependen de la Federación Argentina de Ajedrez, que a su vez tiene el apoyo de la Secretaría de Deportes de la Nación, que encabeza Marcelo Garraffo. Y aquí ya no me interesa saber mucho más; ni lo que piensa la Federación Argentina de Ajedrez, ni el organismo del Estado; los jugadores se quedaron sin ir a las Olimpíadas y todos -hablo de los dirigentes-, rápidos para mover sus piezas como si estuviesen en posición de jaque mate, le echaron la culpa al otro -no se sabe quién es el otro-, y en las últimas horas hubo más declaraciones y explicaciones que a lo largo de los dos años, el tiempo que se sabía del compromiso en Turquía...

// // //

Las Olimpíadas de ajedrez ya están en marcha en Estambul; y finalmente, un equipo nacional de hombres -integrado por Alejando Hoffman, Alfredo Giaccio, Guillermo Soppe y Fernando Bertona- viajó y reemplazó al original porque a último momento -por aportes privados que aparecieron frente a un llamado solidario de Víctor Hugo Morales, a través de Radio Continental- se juntó el dinero para solventar la aventura; es de imaginarse que llegarán a los apurones -por lo pronto ya perdieron por ausencia en la primera jornada- y que no es la mejor manera de ir a un compromiso de esa forma, al margen del desinteresado apoyo del popular relator radial...

// // //

A los muchachos -originales o no- les deseo mucha suerte en Estambul; también a las chicas, en este caso las designadas originalmente: Liliana Burijovich, Sabina Hernández Penna, Elisa Maggiolo y Marisa Zuriel; yo me quedo acá: espero las Olimpíadas del 2004 -en el 2002 se harán en Eslovenia- que tienen un costo de 5.000.000 de dólares; así lo pretenden los dirigentes que no tenían la plata para ir a Estambul; pero tienen una ventaja: faltan cuatro años...

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.