Johansson ganó el Abierto de Australia

El tenista sueco venció al ruso Marat Safin por 3-6, 6-4, 6-4 y 7-6(7/4)
(0)
27 de enero de 2002  • 10:46

MELBOURNE, Australia.- El sueco Thomas Johansson, decimosexto favorito, conquistó el primer torneo del Grand Slam de su carrera al vencer hoy al ruso Marat Safin, noveno, en la final del Abierto de Australia.

Johansson superó a Safin, por 3-6, 6-4, 6-4 y 7-6 (7-4) en dos horas y 53 minutos.

Johansson se convierte así en el tercer sueco que gana este torneo, y el primero desde que Mats Wilander lo conquistó por tercera vez en 1988.

Johansson conquistó su primer título importante aguándole la fiesta a Safin en el día en que éste cumplía los 22 años. El sueco cometió pocos errores después de perder el saque en el primer game del encuentro que le permitió a Safin una ajustada victoria en el set inicial.

"Nada se puede comparar a esto", declaró entusiasmado el campeón. "Uno lo sueña. Uno lo ve en la televisión, pero nunca pensé que yo estaría aquí en lo alto".

Luego deseó feliz cumpleaños a su rival, de quien dijo "cumple los 22 y yo tengo 27... Estoy casi del otro lado. Me siento algo viejo aquí... Tuve suerte de ganar hoy".

Johansson, decimosexto cabeza de serie, necesitó 25 torneos del Grand Slam para pasar de cuartos de final. Pero en esta primera final importante superó al campeón del abierto estadounidense del 2000 con precisos remates y combinaciones con todo tipo de efecto.

Safin, noveno preclasificado, se vio perjudicado por sucesivas faltas dobles que a la postre le costaron el segundo y el tercer set.

En el desempate del set decisivo, Johansson llegó a tener ventaja de 5-0 y 6-1, a cuya altura Safin salvó tres puntos para mantener viva su esperanza.

Pero el ruso envió un tiro por elevación que cayó justo fuera de la línea y la victoria sonrió a su rival.

"Tuve la esperanza de que saliera afuera", admitió Johansson. "Pensé que podía haber pegado en la línea".

Johansson se llevó el primer premio de un millón de dólares australianos (520.000 dólares estadounidenses).

"Estuve a punto de no llegar al partido porque mi entrenador se olvidó de pedir un automóvil", confesó el sueco luego de su victoria en declaraciones a los 15.000 espectadores. "Tuvimos que tomar un taxi".

Safin, que le ganó a Pete Sampras para conquistar el abierto estadounidense en el 2000, le dijo a su vencedor que era importante "disfrutar todo lo que puedas".

Luego de confesar que en el segundo set se dio vuelta el partido, Safin dijo que "no me sentí cómodo en la cancha hoy. El me estaba superando desde la base. Es inusual para mí, que alguien haga ese juego mejor que yo. El estaba inspirado".

Fuentes: EFE y AP

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?