Juan Martín del Potro-Albert Ramos Viñolas, Roland Garros: el tandilense avanzó a los octavos de final y se medirá con John Isner

French Open Grand Slam
  • 5
  • 4
  • 1
  • -
  • -
Albert Ramos-Vinolas ESP
  • 7
  • 6
  • 6
  • -
  • -
J. M. Del Potro ARG
Ariel Ruya
(0)
2 de junio de 2018  • 10:29

PARIS.- Es el típico aullido de un lobo herido, pero que sigue de pie con una determinación fuera de serie. El grito, lanzado en la pista central, relampaguea hasta en la otra frontera, del otro lado de la Lenglen. Una furiosa exclamación, luego de un quiebre indispensable, gobernado tras un peloteo interminable, de exactamente 30 envíos reales. Juan Martín no está hecho para esos embates, aunque lo que acaba de suceder desmienta, en parte, esa teoría. Es el 5-1 del tercer set frente al español Albert Ramos Viñolas -un atleta que devuelve todo, incluso cuando ni siquiera está la pelota en juego-, el que acaba con todo suspenso. El tandilense, al final, se impone por 7-5, 6-4 y 6-1, en 2h18m, con un mar de sensaciones positivas.

Jugué un partido aceptable, fue clave jugar bien los momentos claves de cada set. Corrí bastante, fueron puntos muy largos y a medida que se avanza en el torneo se hace más intenso
Juan Martín Del Potro

No tiene rastros del desgarro grado 1 en el muslo izquierdo. Cada día se adapta mejor a una superficie incómoda, resbaladiza para su estilo y figura. Corre, de un lado al otro de la pista, dispuesto a hacerle frente al ir y venir de la pelota, sin despistes. Ahuyenta los fantasmas de fastidios momentáneos. Y se lanza hacia el Top 5: su clase se ofrece, lógicamente, para ese círculo exclusivo. La rápida salida del búlgaro Grigor Dimitrov, el número 5 mundial, así lo certifica.

"Estoy jugando cada vez mejor y es importante seguir ganando. El polvo de ladrillo no es mi superficie favorita, pero ganar me da confianza", cuenta Delpo, que jugará este lunes con el estadounidense John Isner, que derrotó al francés Pierre Hugues Herbert por 7-6 (1), 6-4 y 7-6 (4). Hay, ahora sí, dos tenistas argentinos en los octavos de final de Roland Garros, luego de la impactante victoria de Diego Schwartzman contra el croata Berna Coric. Según las estadísticas, la última vez que ocurrió esta situación fue en 2012, con las derrotas de Juan Martín del Potro contra Roger Federer (en cuartos) y de Juan Mónaco ante David Ferrer. "Di buenas muestras de tenis en los momentos clave", confirma. Y de personalidad. Lo que no es poco.

Este es un certamen de Grand Slam que me cuesta y a la vez me gusta; este año hice todo lo posible para jugarlo y me está dando buenos resultados. Por suerte, el físico me viene respondiendo
Juan Martín Del Potro

El "lobo herido", el tradicional grito de Del Potro cuando concreta un gran punto
El "lobo herido", el tradicional grito de Del Potro cuando concreta un gran punto Fuente: AP

Por: Ariel Ruya

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.