Juegos Panamericanos: La Garra del handball no pudo ante Brasil y se quedó sin viaje directo a Tokio 2020

La marca de Elke Karsten ante Bruna De Paula
La marca de Elke Karsten ante Bruna De Paula Crédito: Prensa Lima 2019
Gastón Saiz
(0)
31 de julio de 2019  • 00:30

LIMA.- La esperanza de viajar directamente a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 duró exactamente un tiempo. Después, los dioses de la lógica en el deporte dictaron que Brasil le astillara el sueño a la selección femenina de handball, que aportó una valiosa medalla de plata en los Juegos Panamericanos pero ahora tendrá que intervenir en el casi imposible Preolímpico como última chance para obtener el ticket a Oriente.

La Garra, tal como se denomina a este equipo, se desarticuló en los últimos 30 minutos y terminó perdiendo 30 a 21. Pero hasta el final del primer tiempo mantenía la ilusión intacta: el partido estaba igualado en 12 y la Argentina había llegado durante varios pasajes a sacar una ventaja de dos tantos, con Elke Karsten (3) como máxima artillera en aquel período inicial. Daddy Gallardo caminaba de un lado a otro con las manos en los bolsillos, pero lo tranquilizaba la efectividad de las chicas para fulminar en el área rival. Además, la arquera Marisol Carratú contenía varios remates que apaciguaban el vendaval verdeamarelho.

Argentinan tuvo que soportar el vendaval brasileño en el segundo tiempo
Argentinan tuvo que soportar el vendaval brasileño en el segundo tiempo Crédito: Prensa Lima 2019

Era el partido de sus vidas y todas eran perfectamente conscientes de la dificultad de la selección brasileña, campeona del mundo en Serbia 2013. La prioridad era minimizar las pérdidas y evitar esos contraataques que suelen agigantar al gran rival de la región, cuya virtud está también en martillar psicológicamente, imponerse por desgaste y terminar de liquidar los partidos. Hasta allí, Argentina se sostenía en ese "partido largo" que había imaginado, disputado segundo a segundo y sin dejar resquicios para grandes sorpresas. Con los ojos bien abiertos, desesperaba al adversario, que no le encontraba la vuelta al desarrollo.

Pero Brasil se despertó. Empezó a estirar la diferencia en la segunda etapa: uno, dos, tres, cuatro, cinco goles de ventaja, al tiempo que en el banco de suplentes azul y verde levantaban los brazos y se entusiasmaban, porque sabían que ya estaban subidos a esa onda positiva tan particular de handball, un deporte de rachas y de enviones anímicos a partir de continuos aciertos en la red. Más allá de alguna reacción, cada vez se hizo más cuesta arriba acortar distancias y Brasil terminó clasificándose a Tokio sin mayores zozobras.Entre marzo y mayo próximo, la Argentina asumirá el Preolímpico -seguramente en Europa- para hallar el último atajo a los Juegos Olímpicos.

Terminó siendo un partido muy parecido al de la final de Toronto 2015: equilibrio en el primer período y contundencia en el segundo por parte del oponente. Igual, la Argentina mostró una buena evolución en este certamen, aunque todavía le resta un trecho largo y muchos años de desarrollo para sumarse a las potencias. Por lo pronto, el aspecto físico y el anímico -más allá de las dudas en esta definición- ya subieron un escalón. Con todo, faltan varios para equiparar el poderío físico de las brasileñas.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.