Kasparov, en el abismo

(0)
30 de octubre de 2000  

"Es una larga historia que se sabrá después de este encuentro." De esta manera, Garry Kasparov, de 37 años, confundido y malhumorado, se despidió de la sala de prensa tras empatar la decimotercera partida del match, que por el título mundial -no oficial- de ajedrez BGN sostiene con el aspirante ruso Vladimir Kramnik, de 25 años, en los estudios de TV Riverside, en Londres. Cuando restan tres juegos para el final, Kramnik aventaja al campeón por 7,5 a 5,5. Mañana, el joven aspirante llevará las blancas.

Kasparov, que condujo las blancas y ofreció el empate, sin lucha, en sólo 14 jugadas, de una apertura Española, sorprendió a propios y extraños con su extraña actitud de no presentar batalla estando obligado en el marcador.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.